miércoles, 17 de febrero de 2010

INCORPORACIONES

Mi dream team laboral está armado y cerrado. Estamos hablando de un grupete que me costó años formar, y cuyos engranajes en este momento funcionan a la perfección. No se puede pedir más. El único detalle con el que el director de la empresa no está de acuerdo, es que seamos todas mujeres (excepto el cadete). Luego de dos embarazos al hilo, me pidió por favor que intente considerar hombres. Siendo una empresa chica, la verdad es que lo entiendo. Sin embargo, casi siempre se habían presentado mujeres a las entrevistas, y los pocos hombres que lo habían hecho no habían sido del todo brillantes.

Pero todo concluye al fin…. y en breve empieza una persona más en la oficina…. Esta vez sí, tendremos al representante masculino.

Este agregado representa un problema para nosotras, simplemente porque no solo nos llevamos muy bien, sino que durante el día y en confianza nos despachamos con las guarangadas más aberrantes que se puedan imaginar. Los intercambios de información y relatos de índole sexual que suelen acompañar nuestros almuerzos son a prueba de gente conservadora. Exceso de información, si me permiten…. No creo ser capaz de mirar a la cara a ninguno de los maridos, novios o amigos con derechos de las chicas, teniendo en cuenta las cosas que he escuchado de ellos. Para ustedes, escasos lectores masculinos, sepan que las mujeres nos contamos todo….. y cuando digo todo quiero decir TODO.

La realidad es que una intenta ser femenina en presencia del otro sexo, con lo cual tendremos que contenernos. Definitivamente los almuerzos ya no serán los mismos, aunque intuyo que al principio alguna seguramente se va a despachar con algo, olvidándose de la presencia de este muchacho. Pobre pibe, de todas maneras…. va a estar rodeado. Veremos como se adapta. Con un poco de suerte termina siendo una loca desatada, peor que todas nosotras juntas….

4 comentarios:

Diosa Danesa dijo...

Yo tuve una experiencia a mis 19 añitos, pero al vesre. Yo era la única chica en medio de 8 tipos, todos ellos proyectistas/dibujantes. Se cuidaron al principio: luego fue un desmadre total. Casi todo lo que sé, lo aprendí ahí!!

Nefertiti dijo...

Creo intuir que el aprendizaje fue positivo jaja

Baltar dijo...

Los hombres no nos lo contamos todo simplemente porque no sabemos mentir.

Nefertiti dijo...

mi estimado.... los hombres no se cuentan todo porque odian las comparaciones...