domingo, 21 de febrero de 2010

BEST FRIDAY EVER

Usted se siente en desgracia? Usted la está pasando como el orto? Peguesé una leída a este post y sientase un poco mejor (siempre nivelando para abajo no?). Sepa cual fue el highlight de mi semana laboral.

El programa pintaba bien. La idea de Friday night era ir a bailar salsa con una amiga. A medida que avanzaba la tarde (y las nubes) fuimos intuyendo que el plan corría peligro.
Y se desató el diluvio. El camino de regreso a casa fue una odisea. Lo único rescatable es que mi auto viene utilizando a la perfección sus funciones de canoa. Atascos de tránsito aparte, eventualmente llegué a mi hogar. Y esto….. esto recién empieza!

Por supuesto, no había luz. Presa de un profundo malhumor, cancelé la salida. Andar por la ciudad en caos no era mi idea de diversión. Mi amiga (muy jocosa) me recomienda una noche romántica a la luz de la velas. Sí claro, pensé yo, gracias a Dios el consolador es a pilas….

No sólo la luz no volvió, sino que mi vecina no tuvo mejor idea que sintonizar la radio del pastor “nosequeporonga”, a todo volumen (no vaya a ser que no lo escuchemos). Con lo cual terminé mi semana a oscuras, con una copa de vino (sí sí…. ya expliqué que I might have a drinking problem), escuchando al benemérito pastor vociferando sus sermones a los cuatro vientos. Kill me! Kill me now!

No me envidien, soy conciente de que mi vida es extraordinaria…

1 comentario:

vicolandia dijo...

Me muerooooooooo!!!! El pastor noooooooo!!!! LIBÉRALO!! LIBÉRALO!!