jueves, 13 de agosto de 2009

NO SE LO CUENTEN A NADIE

En este post solemne, paso a detallarles un momento muuuuyyy vergonzoso en mi vida. Sí, uno de esos actos que me hicieron pensar “no podes ser tan rubia” (con todo respeto a las rubias). Podría amortiguar el tema con frases del tipo “no puedo estar en todo” o “los patitos ese día no se enfilaron”, pero creo que lo mejor es hacer la confesión hecha y derecha, y atenerme a las consecuencias. No sean demasiado duros, ya bastante litigio tuve con mi ego para animarme a postear la historia!

Ese día fui con mi prima a ver “Sex and the City”, la película. El pequeño grupo de lectores masculinos estará pensando claramente “fue el exceso de población femenina alrededor”. Una recomendación: no comenten debajo… todos sabemos que soy colérica.

Bueno, decía, me fui al Shopping de Caballito, al que nunca había entrado. Cuando voy a salir del estacionamiento (después de haber pagado), me agacho en el auto para agarrar el bendito papelito con el código de barras, para poder salir. Tengo que aclarar, como único argumento en mi defensa, que la maquinita para introducir el papel estaba bastante antes de la barrera. Cuestión que buscando el papelito, la pasé de largo, y llegué a la barrerita de mierda. Miro para ambos lados, no veo la maquinita….. Miro para arriba, y veo una cámara (de seguridad obviamente). No me pregunten que me pasó (hoy por hoy sigo pensando que mi cuerpo fue poseído por Karina Jelinek), pero me encontré a mi misma pensando “tendré que mostrar el papelito a la cámara????” Sí, sí….. la universitaria, profesional exitosa, políglota se puso a mostrar frenéticamente un papelito a la cámara, esperando (¿?) que se abriera la maldita barrera. En el auto que estaba esperando detrás no vi a nadie (por supuesto que estaban tirados en el piso, con dolor de estómago de tanto reírse).
Eventualmente descubrí mi error, retrocedí y salí arando. Lo único que me faltaba después de tamaña humillación, era quedar en el medio de la subida, sin potencia para llegar hasta arriba. No les agarra ese miedito cada vez que suben una rampa super empinada, by the way???

4 comentarios:

Bustrofedonia dijo...

A veces pasan esas cosas, sin importar qué tan inteligentes seamos para otras cuestiones. Está permitido tener esos momentos, sobre todo después de haberse tragado esa película.

salutes

Nefertiti dijo...

Se agradece la comprensión.... sigo pensando que la gente de seguridad debe ver el videito regularmente, comentando "hay gente que está muy mal".

Anónimo dijo...

Karina Jelinek dedicó un cheque en vez de endosarlo. Puso: con amor Karina, o algo asi... y conste en actas que no es rubia.

sister dijo...

Siempre hay algo para recordar que uno no es tan tonto como los demás.... sobretodo cada vez que ves una pulpería! By the way, si comentás mi episodio podes salir en el noticiero! jajaja