lunes, 6 de septiembre de 2010

SOLEDADES

Federico la besó en la mejilla y se fue. Ana suspiró… y cerró la puerta, con una sensación extraña en la boca del estómago. Era la primera vez, desde que la vida los había reencontrado, que él no la había tocado.

Ana llevaba dos años divorciada. Consideraba que en sus años de matrimonio había pagado su cuota de infierno. No quería volver a quedar expuesta, ni permitirse ser vulnerable.

Sin embargo, Federico había aparecido sin permiso, atropellado, impulsivo, un estado de ánimo hecho persona. El también se había separado, pero parecía dispuesto a encontrar reemplazo rápidamente. Ana, fría y racional, le había explicado en su momento que no tenía nada que ofrecer como pareja.
- No te enganches- aclaró.
Aceptadas las condiciones, la relación fluyó sin contratiempos, sin discusiones y sin preguntas. Pasó el tiempo y Ana se fue acostumbrando a él. Se sentía cómoda e incluso le tenía cariño.

Esa semana, algunos comentarios al pasar le hicieron pensar que él estaba saliendo con alguien. El llamado el domingo la sorprendió.
- Te hacés unos mates? Voy con facturas- dijo Federico

Charlaron y rieron como siempre. Se conocían, se llevaban bien, tenían gustos y formas de pensar similares.

Súbitamente, Federico decidió que era hora de irse. Así, sin aviso, Ana entendió que se quedaba sin sexo. No le quedaba muy clara la razón de la visita, la descolocaba pensar en una amistad a secas con él.

Después de despedirlo, se desplomó en el sillón, puso a Dave Matthews y encendió un cigarrillo.

- Sopa – pensó, mientras las lágrimas comenzaban a rodar, trazando rutas zigzagueantes entre sus pecas.
No recordaba la última vez que había llorado. Posiblemente el día en que lo que quedaba de su matrimonio había salido por la puerta, despedido amablemente con un cuchillo de cocina en la garganta.

Tampoco le quedaba muy claro por qué estaba llorando. Orgullo herido, capricho, impotencia, posesión…. o simplemente soledad?

15 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmmmmmmm.... qué pasó????? no te preocupes.... ya vendrán tiempos mejores.... "no hay mal (si a eso se le puede llamar mal) que por bien no venga!" dice el dicho, y aunque no parezca.... a la larga...muuy a la larga se cumple.... ánimo amiga!

Nefertiti dijo...

cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia my friend. Solo me agarró un ataque literario, no hay ningún mal!!!

Mona Loca dijo...

Interesante narración...y muy cierta.

A veces quien más pone el énfasis en decirle al otro que no se engancha, es quien se engancha...
=D

Nefertiti dijo...

no quise dar idea de enganche... más bien de dos personas que juntan soledades...

Sole dijo...

mera coincidencia??? la mierda hasta casi me lo crei!!!

Nefertiti dijo...

no soy tan drástica con mis reacciones personales Sole, deberías saberlo querida! jaja

Los amigos del duende dijo...

EN ESE ORDEN!!!!!!!!

Nefertiti dijo...

el orgullo y la soledad generan combinaciones interesantísimas, o no?

Paul Maril dijo...

Orgullo y soledad... un buen título para película con Hugh Grant...

Nefertiti dijo...

Podría ser. Uno de esos guiones lacrimógenos para hacer catarsis jaja

Paul Maril dijo...

Si, al final Hugh se ahorca con su propia chalina, una tarde de domingo...

la amiga dijo...

Uff, menos mal que es pura ficción y no tengo de que preocuparme!!!

Nefertiti dijo...

bueno.... evidentemente soné convincente che jajajaj Al final voy a pensar que mis amigas no me conocen!

Sister dijo...

Yo solo estoy esperando el siguiente capítulo... sentada, total, tengo tiempo... no me voy a quedar con un final triste, húmedo y agrio... no me gustan

Nefertiti dijo...

a veces no hay final feliz sister... es lo que hay