martes, 20 de julio de 2010

DOCUMENTACION BENDITA

Siguiendo con mi tendencia a hacer catarsis a través de este hermoso espacio, paso a contarles una de esas cositas que me recuerdan que pertenezco a la parte “estrellada” y no “con estrella” de la población.

En enero fui a tramitar mi pasaporte, y correspondiente cédula. Dos días después, fue una amiga mía a hacer lo mismo. Pidió el envío a domicilio, a pesar de trabajar en el centro de lunes a viernes. Ambos documentos le llegaron a la casa, un sábado a la mañana (primera visita)… y además, por supuesto, ella se encontraba en su domicilio. Se trata de un clásico ejemplo de la gente con estrella.

Pasando al caso de la debajo firmante, fui a buscar mi pasaporte, que estuvo listo en tiempo y forma. Al menos pude viajar. La cédula? Bien gracias. Luego de un tiempo, decidí darla por perdida. Consideré que puedo vivir sin cédula. Seis meses después, la página de Internet me avisa que está lista. Milagro!!! Yo estaba ya dispuesta a irme hasta Azopardo 620 a retirarla. Pero al llegar a casa encuentro el aviso de visita de Correo Argentino. Llamo por teléfono, y me dicen que sí, que por supuesto se puede pautar la segunda visita para el sábado a la mañana. La alegría me invade, esos pequeños logros me hacen vislumbrar un atisbo de esperanza en mi vida de “piedra”.

Nada es perfecto, se podrán imaginar. No solo me levanté el sábado a las 9 de la mañana en vano (por decirlo protocolarmente), sino que al llamar el lunes para reclamar, recibo como respuesta que en pantalla figura que “sí pasaron”, y que luego de la segunda visita ya el documento vuelve a origen. Mi ironía no colaboró con la situación, confieso: “¿Que posibilidades hay de que yo no haya escuchado el timbre y además el papelito de visita se haya perdido/ volado del buzón?”. Perdí la batalla al segundo.

Soooo close!!!!!!! Cómo puede ser??? Me mostraron el helado y después me lo sacaron!!!! Ahora tengo más furia que antes!!! Si no hubiera tomado en cuenta la posibilidad de recibir el documento en mi domicilio, hubiera ido hasta Azopardo sin problemas. Pero ahora…. Saber que tengo que ir gracias a la inoperancia de Correo Argentino?!?!?!?!?!?

“Si quiere lo anoto como para que se lo manden el martes, pero no creo que salga para otro lado que no sea Azopardo” me dice con voz de venganza el imbecil de turno.
“Si quiere le hago piquete de ojos con dos tramontina” pensé yo…

Necesito YA una clase de Fight –do!

2 comentarios:

Los amigos del duende dijo...

Jejejejejjejee... MALDITO MACRI!

Nefertiti dijo...

Ahora en versión no facho, no moustache jajaja