lunes, 18 de abril de 2011

PAREZCO INTELIGENTE, PERO NO SE DEJE ENGAÑAR


Domingo a la tarde. G y yo decidimos ir al cine. Hacía rato que veniamos pensando en llevar a mis sobrinos a ver “Río”. La verdad es que representan una excusa excelente para ir a ver ese tipo de películas. No tengo idea si les interesa o no, debo confesar, pero claramente ese no es el punto.

De todas formas, y lamentablemente , no se dio la ocasión, así que allá fuimos a verla de todas formas sin la compañía de las adorables pequeñas bestias.

No estoy intentando justificarme de antemano, pero abro aquí un parentesis para hacerles saber que yo estaba con un resfrío importante, y drogada con Decidex.

Una vez compradas las entradas, G. insistió con que yo tenía que probar cierto cuadradito de naranja del Mc Café. No entiendo muy bien esa manía de la gente, de tratar de cambiar mi perfectamente comprensible rechazo hacia todo lo que tiene que ver con Mc Donald´s. Lo cierto es que uno tiene que probar para aseverar que algo no le gusta, y además el tema ya se estaba volviendo más insoportable que mi insistencia en reventarle al susodicho los granitos/ puntos negros. (pueden creer que el sorete se me resiste?!?!?!?)

En fin, para terminar con el debate fuimos a comprar los benditos cuadraditos. La chiquita del mostrador (muy sonriente ella) nos informo con mucha soltura que no había café. O sea, a ver si te entiendo nena… no hay café en el Mc Café?!?!?!?!? Por qué mejor no me decis que no tenes ganas de trabajar?!?!?!

Respiré hondo, compré los malditos cuadraditos y decidí que era una buena ocasión para probar el café de Starbucks (al que también me vengo negando).

G. buscó un asiento, y me dijo que fuera yo a comprarlos, ya que había muchas opciones y yo tenía que verlas para elegir. Me encargó un cappuccino con dulce de leche. Maldito... creo que fue una confabulación desde el principio…

Cabe destacar que el negocio era un mundo de gente, apiñandose cerca de la caja y en el area de entrega. Leí rapidamente la lista de opciones, sin entender ni la mitad (que carajo es Mocha??? Y Macchiato???), mareada y chorreando moco. Me llegó el turno, la gente se impacientaba, y yo no había encontrado la opción solicitada ni tenía muy claro que quería yo. Resultado? Asocié cappuccino con frappuccino (que fue lo más parecido que vi con opción de dulce de leche) y pedí dos. Creo que no hace falta aclarar que recibí mi pedido con sorpresa, al notar que estaba FRIO, y me sentí la mas idiota del universo. Volví a la mesa y apoyé los vasos con malhumor, mascullando por lo bajo algún intento de explicación para mi estupidez.

Preso de un ataque de risa, G. me miró y me dijo: no ves que sos un pibe! Vos de preguntar ni hablar no? Cualquier otra mina se hubiera quedado preguntando CADA UNA de las opciones!

La verdad, un caballero, yo en su caso hubiera apelado a un típico “a veces sos tan rubia!”

By the way, ese Frappuccino parecía más un milk shake que otra cosa, y me quedé si saber realmente que gusto tiene el café de Starbucks.
Me voy a estudiar bien la página web con las explicaciones de cada uno… otra vez no me agarran… CATZO!

11 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Yo hubiera procedido de la misma forma que usté. El caso es que me malhumoro muy rápido, y prefiero terminar a como dé lugar. Y así me salen las cosas.

Lo malo es que mi mujer no es tan comprensiva como el caballero que la acompañaba a usté.

Un saludo.

CangrejoDeLaCosta dijo...

La primera vez que fui a Starbucks, recuerdo haberle gritado al empleado:
"NO TENES UN CORTADO NORMALLLLL???!!!!!"
El cuadrado de naranja esta bueno, digas lo que digas...
LOS GRANITOS DE LA ESPALDA TIENEN PRECIO Y YA LO SABES...DEJA DE LLORAR...

Mona Loca dijo...

1- granitos? QUé edad tiene G? ¿15?
( no se enoje!)

2- No era el momento de catar nada, querida!!! Pero no por el Decidex, por los mocos!
Cuando estas muy resfriada no le sentis el sabor a nada.

COnclusión: Try again.

Nefertiti dijo...

Yoni: me hace sentir un poco mejor. Y sí, entiendo lo de malhumorarse rápido... receta para el fracaso.

Cangrejo: buahhhhhhhhhhh!!! (vamos vamos... que las lágrimas femeninas mueven montañas jeje)

Mona: de ninguna manera, no me arriesgaría a ir en cana, imaginese jajajaja. Podríamos llamarlo de todas maneras un eterno adolescente.

Dany dijo...

Bueno yo no pienso en eso de probar para opinar, al menos con Mc Donalds, Starbucks o Blockbuster. Puro prejuicio nomás. ¿Uste también persigue como una enajenada los puntos negros.....? Crei que mi pareja era la única.
Saludos

Diosa Danesa dijo...

A todo esto...... ¿qué onda los cuadraditos?
Estaban buenos, por lo menos? G tiene razón: hay que preguntar, mamita!!!

Nefertiti dijo...

Dany: debe saberlo desde ahora: la persecución de puntos negros es un mal femenino... se salvan unas pocas de padecerlo...

Diosa: confieso: los cuadraditos estaban muy buenos... tampoco lo voy a negar. Y no... jamas pregunto...

Guada GN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guada GN dijo...

Le diré, ya el hecho de que alguien pueda llegar a pedir un Cafè Caramel Machiatto con Canela me da como cosa. Y porque no ha visto los menus americanos... todavía no entiendo donde está el café adentro de todo eso...
Diga que a mí me gusta el chocolate caliente y ya... Qué sucedería si les pido un submarino simple?
... y estaban buenos los frapuccinos, mas allá del frío y demás?

Nefertiti dijo...

la verdad Guada, el famoso frapuccino es nada más ni nada menos que un milshake. Todo con muuuucho gusto americano. Tuve un subito antojo de irme a tomar un café a Las Violetas despues...

Guada GN dijo...

Sabe que sí? Me dan esas listas de huevadas y me broto toda... :S